Revista Apetito

Taller de Copos abre sus puertas y ofrece granizados a la medida

A sus tan sólo 23 años pero con ánimo de emprendedor y visión en grande, el joven Sebastián Burgos abrió las puertas del Taller de los Copos, una manera diferente de comer granizados en Costa Rica.

 

Como profesional en administración de empresas, Sebastian Burgos siempre quiso emprender, “a pesar de que siempre hay miedo por el riesgo, eso es un reto que uno debe tener en la vida”, aseguró. Por esto, junto con sus tres hermanos y su padre se aventuró con el Taller de Copos.

 

El Taller de Copos es un local dedicado a la venta de granizados hechos a la medida. Es decir, no existe un producto estándar a la venta, ya que los consumidores son los creadores de su propio granizado; así pueden servirse todo lo que deseen para que ese granizado se ajuste completamente a su gusto.

 

Según Burgos, su emprendimiento no es sólo una forma diferente de comer copos, sino también una acción que permite darle un valor agregado a una comida muy tradicional y representativa de Costa Rica. “La mayoría de ticos en algún momento hemos probado el copo tradicional; ahora tenemos la opción de probarlo de una forma diferente, el Taller de Copos ofrece una experiencia totalmente nueva y divertida” destacó.

 

Las personas pueden hacer su granizado eligiendo entre 6 sabores de sirope incluyendo la tradicional kola, así como otros distintos, por ejemplo moca, baileys, chicle, coco y limón. Respecto a los toppings, se ofrece leche en polvo, leche condensada, helados, botonetas, trozos del chocolate Butterfinger, barquillos (de vainilla, veteados y de chocolate), gomitas y galletas tipo Oreo.

 

En cuanto al precio, el cliente escoge el tamaño y luego de seleccionar los acompañamientos de su granizado, se pesa el vaso y con base en ello se calcula el precio.

 

Con una inversión inicial de USD$60.000 el Taller de Copos abrió su primer local en el Centro Comercial 7 Bancas en Escazú.  Su horario de atención es de lunes a sábado de 11:00 a.m. a 8:00 p.m. y los domingos de 11:00 a.m. a 5:30 p.m.

 

Este primer local del Taller de Copos es solo el inicio de lo que Burgos considera será un gran negocio. “Desde antes de esta primera apertura ya estoy pensando en lo que viene. En cualquier negocio uno debe pensar en grande y en crecer,” comentó. Por lo tanto, luego de abrir este primer local, el Taller de Copos buscará ofrecerle a los costarricenses nuevos locales donde disfrutar de esta gran innovación: granizados a la medida.

¿Te gustó este artículo?, ¡Compártelo!

¡Deja una respuesta!