Revista Apetito

APERITIVOS Y DIGESTIVOS

 

El aperitivo es una bebida que se consume en pequeñas cantidades antes de las comidas para estimular el apetito. Puede ser seco (sin azúcar), ácido o amargo. Por ejemplo podemos mencionar el Manhattan y el Martini como aperitivos secos, los Sours y el Tom Colins que son ácidos, y  Negroni, Campari Soda y el Bitter Batido como aperitivos amargos.
Por otro lado, el licor digestivo se ofrece después del café para ayudar a la digestión y dejar un agradable sabor en la boca. Algunos ejemplos de licores digestivos pueden ser el Amarretto, la crema de chocolate, la Grappa, entre otros.
Dentro de las bebidas alcohólicas, existen algunas con mayores o menores efectos sobre diversos ámbitos de la salud, como sería la digestión. Por ejemplo, las bebidas de alta graduación (con un alto contenido en alcohol), dificultan la digestión; mientras que  los llamados licores digestivos, que son bebidas alcohólicas de mediana graduación, contribuyen a una mejor digestión. Esto se debe a que el alcohol en pequeñas dosis excita la secreción del jugo gástrico.
Se ha comprobado que el beber de leve a moderadamente parece tener ciertos beneficios para la salud. Así, se cree que ayuda a mejorar los niveles de HDL, que es el colesterol considerado como bueno, y que por lo tanto se debe tener siempre alto para prevenir problemas cardiovasculares. Además, el consumo moderado de alcohol, puede reducir el riesgo de los accidentes cerebrovasculares causados por el endurecimiento de las arterias.
Es muy importante entender que el alcohol siempre debe ser consumido de manera responsable. Es recomendable no exceder los 30 ml de etanol por día, equivalentes a 300 ml de vino o 1-2 copitas de licor. Para las mujeres, quienes absorben el etanol más que los hombres, y para las personas delgadas, más susceptibles a los efectos del etanol, la recomendación es no exceder los 15 ml de etanol/día. Estas cantidades parecen no afectar los niveles de presión sanguínea, y por el contrario podrían traer muchos de los beneficios antes mencionados.
Con respecto a las personas mayores, es indispensable que antes de adoptar la práctica de tomar licor todas las noches, lo consulten con su médico y obtengan su aprobación. Es importante mencionar que se ha encontrado que en los ancianos, el licor consumido de manera moderada y controlada, puede estimular el apetito y el sueño, ayudar a promover la función intestinal regular y mejorar el estado de ánimo. Además, si se respeta la recomendación de no más de 15-30ml de etanol por día, esto no parece afectar sus niveles de presión sanguínea.
Algunas recomendaciones que le puedo mencionar incluyen:
• Amaretto – Lazzaroni (digestivo)
Este licor clásico se produce según una receta tradicional con una mezcla de destilados de hierbas y otros valiosos extractos naturales.  Se bebe solo, con hielo o con agua helada, como postre o siempre que le apetezca algo especial.
• Licor de Limón – Limoncello  (digestivo)
Licor de sabor dulce elaborado a base de limón, típico de la Isla Capri y Costa Amalfitana. Es producido con los limones de esta zona. Ideal como digestivo frío o sobre su postre preferido.
• Punt E Mes – Carpano (aperitivo)
Es un famoso vermouth que se toma desde hace más de 200 años, hecho con su fórmula originaria de hierbas con su gusto muy típico.
• Vermouth Blanco o Tinto – S. Orsola (aperitivo)
Vino especial aromatizado, que es constituido en un 70% por vino blanco o tinto, en un 18% por alcohol y en un 12% por azúcar. Contiene extractos de hierbas amargas y aromáticas. Se utiliza en cocteles, o como aperitivo frío en las rocas.  A

Expo Hoteles y Restaurantes 2018

¿Te gustó este artículo?, ¡Compártelo!

¡Deja una respuesta!