Proveedores/ProductosMonkey Shoulder, un whisky que mezcla con todo.

Destilado, madurado y embotellado en Dufftown, Speyside, en el corazón de la tierra donde se produce el whisky, Monkey Shoulder, nace de la mezcla de tres de las mejores single malts de la región de Speyside, Escocia, todos madurados en barricas de roble que anteriormente contuvieron Bourbon en su interior. Hecho 100% de malta, cuenta las credenciales de un gran whisky de malta y la versatilidad de la mezclabilidad para cocteles. Es un whisky creado...
Comunicado1 semana ago8 min

Destilado, madurado y embotellado en Dufftown, Speyside, en el corazón de la tierra donde se produce el whisky, Monkey Shoulder, nace de la mezcla de tres de las mejores single malts de la región de Speyside, Escocia, todos madurados en barricas de roble que anteriormente contuvieron Bourbon en su interior.

Hecho 100% de malta, cuenta las credenciales de un gran whisky de malta y la versatilidad de la mezclabilidad para cocteles. Es un whisky creado para romper esquemas, tiene una atrevida desconsideración por lo tradicional y un compromiso con lo no convencional, por lo tanto, es un destilado de espíritu libre, un triple malt amante de la diversión, un whisky creado para la mixología.

Monkey Shoulder cuenta con un acabado suave y redondo en nariz con aromas dulces y en boca, tiene toques de malta y vainilla, con ligeras notas de dulzor a mermelada y azúcar de la cebada. La magia de Monkey Shoulder es ser un líquido tan versátil y accesible que busca revolucionar la forma en la que se concibe y toma el whisky escocés para introducirlo en el mercado coctelero y enamorar tanto a los no tomadores de whisky como a los expertos.

El nombre de Monkey Shoulder es un homenaje a los trabajadores del whisky quienes sufren comumente una lesión temporal en el hombro llamada ‘monkey shoulder’ consecuencia de voltear el grano durante el malteado de la cebada.

De acuerdo con Daniel Hernández, embajador de Monkey Shoulder, este whisky viene a romper todos los paradigmas y reglas que existen sobre este destilado, dejando de lado estereotipos como que es para gente mayor, que es un producto caro o que el whisky debe tener sabores secos, a madera, a humo.

“Somos un producto más fresco, con unas notas frutales, más tropicales, y cabe destacar que lo que nos hace tan especiales es que somos un producto hecho para mezclarse. No somos un whisky que se toma en las rocas, con agua o solo; por el contrario somos el whisky que se disfruta en coctéles”, indicó Hernández.

Un embajador con amplia trayectoria

Nacido en la ciudad de México, comenzó su carrera detrás de las barras en pequeños bares a la temprana edad de 16 años, para después viajar por diferentes partes de la república mexicana, dedicando su tiempo y energía a las barras. Años después se traslada a Estados Unidos donde amplia su conocimiento de gastronomía y luego obtiene en Toronto un diplomado en mixología.
Hablamos de Daniel “Fat Monkey” Hernández, embajador de Monkey Shoulder, quien está de visita en Costa Rica con una agenda cargada de actividades enfocadas en transmitir la versatilidad de la marca, en dar a conocer su uso en coctelería y en educar al nuevo bebedor de whisky, compartiendo conocimiento basado en los dos mundos que puede vivir este whisky, la fidelidad a la categoría y la mixología.

Así, “Fat Monkey” compartió durante la semana pasada sus conocimientos con bartenders de todo el país a través de talleres, clases magistrales y guest bartender donde les enseñará sobre historia general del whisky, las particularidades de Monkey Shoulder y hasta clases sobre fotografía para Instagram y flyer bartending,
Además, por primera vez en el país, el lunes 4 de noviembre se llevó a cabo la primera Noche de Industria de la mano de Monkey Shoulder, una tendencia mundial donde un bar abre un día que usualmente está cerrado e invita a otros bartender a vivir la barra pero desde fuera, a que se conviertan en los consumidores por esa noche.

“Nuestro objetivo cuando visitamos un país es poder brindar capacitación a los bartenders en el mundo del whisky y la mixología colaborando así con el crecimiento de la industria gastronómica y coctelera del país. Somos una marca que le gusta innovar y compartir con los consumidores de manera diferente, somos un whisky divertido, queremos brindar entretenimiento a través de nuestro destilado, que los consumidores disfruten este bebida milenaria ahora en exquisitos cocteles”, comentó Hernández.

Fernando Rodríguez, gerente de marca de Grupo Pampa, empresa que comercializa la marca en el país, comentó que actualmente se puede disfrutar en 19 lugares pues Monkey Shoulder solicita a los bares y/o restaurantes algunos requisitos como tener bartenders destacados e innovadores para poder ofrecer el producto.

Rodríguez agregó “la visita de Fat Monkey, es parte de los esfuerzos que realizamos en conjunto con la marca para brindar capacitación a los bartenders y elevar así el nivel de las barras pues el objetivo es que cada vez más lugares puedan ofrecer este whisky al consumidor”.

Suscríbase a Apetito

Apetito es la comunidad de gente que trabaja en gastronomía y hotelería. Reciba información de valor todas las semanas y la revista digital cada 2 meses.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Related Posts

{{ image }}

{{ title }}

{{ date }} {{ comments }}
{{ readingtime }}
{{ image }}

{{ title }}

{{ date }} {{ comments }}
{{ readingtime }}
{{ image }}

{{ title }}

{{ date }} {{ comments }}
{{ readingtime }}